La realidad de la Gran Muralla China

| 11 enero, 2013 | 0 Comments

Hace poco se han hecho públicos los resultados de un estudio sobre la Gran Muralla China, encargado en el año 2008 por la Autoridad Nacional de Patrimonio Cultural del país, que han arrojado luz y abierto heridas sobre algunas cuestiones relativas al grandioso monumento.

No hay duda de que la Gran Muralla, es el mayor símbolo de  antigüedad, grandeza, cultura y poder, del Gran Imperio que ha sido China desde lo que conocemos de su historia. Además de su importancia como símbolo, está su importancia como obra y monumento. Hoy sabemos, gracias a este estudio, que en realidad, la Gran Muralla es mucho más extensa de lo que se pensaba.

Si bien la longitud de la Gran Muralla estaba establecida en 8.850 kilómetros, ahora sabemos que en realidad es muy superior, casi 2,5 veces más de lo que se pensaba y se ha cifrado en 21.196 kilómetros. También es verdad que durante un tiempo se pensó que era una construcción de carácter único y hoy conocemos que en realidad, su trazado se debe a la unión de distintos tramos que fueron construidos entre los siglos V antes de cristo y XVI de nuestra época, en función de distintas necesidades.

De algunos de estos tramos, desgraciadamente no quedan sino los cimientos. Este deterioro se debe, en unos casos a la acción de factores naturales, como terremotos, inundaciones, etc… y al hecho de que la mayor parte del trazado discurre por terreno desértico, dificultando mucho las labores de diagnóstico y rehabilitación. Pero también se sabe que la rapiña de materiales para la construcción de aldeas vecinas, ha tenido mucho que ver en la casi desaparición de algunos segmentos.

Gracias a este estudio realizado, se están buscando mejores y más efectivos sistemas de recuperación y conservación.

Marga G.-Chas Ocaña

Category: Maravillas de china, Monumentos de China

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *